• CT, SUTGCDMX, Cuauhtémoc

Javier Cerón Espinosa.

Sin hacer ruido sobre las elecciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, la Secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde, prefiere desviar la atención con fuegos artificiales sobre el incremento a los salarios mínimos, que de acuerdo a analistas financieros, poco durará el gusto a los trabajadores, por la galopante inflación y disparo de precios en productos básicos.

La aguas están agitadas en las secciones sindicales petroleras desde que arrancaron los procesos electorales, y si bien se han presentado más de 500 quejas y anomalías por parte de actores y candidatos que documentaron las anomalías, todavía es la fecha que no hay una evaluación y de qué sucederá con el otorgamiento o negación de tomas de nota y esto pega cada vez más a la Reforma Laboral y la credibilidad en torno a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, que ofreció elecciones “….limpias y pacíficas”

Desde la esfera oficial emitieron la señal de que con la aplicación de la Reforma Laboral para democratizar a los sindicatos y en particular al petrolero que por décadas manejo, controló y saqueó Carlos Romero Deschamps, los “cacicazgos” sindicales temblarían por perder el control, pero a la fecha conforme avanza la convocatoria, no hay resultados tangibles y los trabajadores aunque voten en forma libre, secreta y directa, pierden credibilidad en que se logrará desterrar toda la podredumbre al interior del sindicato petrolero, donde hay desde huachicoleo hasta venta de plazas.

Esto ligado a lo que sucede en la legitimación del contrato colectivo de la General Motors, en Silao, Guanajuato, donde en la disputa están apuntados hasta sindicatos de Estados Unidos como la AFL-CIO, que asesoran a los llamados independientes, todo enfocado a pegar un golpe certero al sindicato de la CTM, que maneja Tereso Medina, líder de la Federación de Trabajadores de Coahuila y que si bien en la segunda vuelta de elecciones estuvieron presentes observadores del INE, todavía no se conoce el destino de ese contrato, porque se tiene que abrir la participación y eso está en manos de la Secretaría del Trabajo.

Pero los “cotos” de poder no nada más están en el Apartado “A” de la Ley Federal del Trabajo, también en los sindicatos burocráticos, que está en el Apartado “B”, como es el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA),  donde existe un férreo control y los dirigentes sindicales tanto a nivel nacional como seccionales, se han eternizado en la estructura mediante toda una red de corruptelas y simulaciones por más de 10 años, ahí hay influencia sobre el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, que encabeza Plácido Humberto Morales Vázquez, por el poder sindical, a tal grado que la elección de secretario general se ha diferido a conveniencia.

A tal grado que con todas las anomalías que enfrentó la elección del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), este tribunal avaló al nuevo dirigente “títere”, Aarón Ortega Villa, impuesto bajo la línea de Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y con el beneplácito de Joel Ayala, dirigente de la FSTSE, a tal grado que no ha dado señales de lo que está haciendo, mientras los trabajadores están a merced de las imposiciones de los 40 dirigentes seccionales que se prestaron al enjuague y no hubo investigación de esas anomalías pasando por encima de la Reforma Laboral y lo más seguro es que será el camino que sigan los demás sindicatos buirocráticos.

DE TODO UN POCO…

Al parecer todo es festejo por el incremento salarial del 22% a los salarios mínimos, incluso así lo dijo el huésped de Palacio Nacional, en su personal acto ante sus seguidores en el Zócalo, , pero aguas, según dicen los analistas financieros, porque las variables como la inflación que se ubica en 7.05% y las tasas de interés pueden minar ese poder adquisitivo que en forma momentánea se les da a los trabajadores a partir de enero de 2022, pero todavía falta el cierre de este año y el disparo de precios en productos básicos nadie los frena, ni con estampitas ¡Veremos!…

SUTGCDMX… No tenemos la certeza si a los más de 25 mil trabajadores de limpia de la Sección 1, que comanda el siniestro Hugo Alonso Ortiz, como dirigente sempiterno, les dieron sus 500 pesos y una matraca, tal como circula un documento en redes sociales, lo que si les dijo fue: “…todos tienen que ir al zócalo y el que no vaya me lo chingo…” ¡vaya!…

CUAUHTÉMOC… A Sandra Cuevas, alcaldesa de Cuauhtémoc, le llueve de todo, ahora porque abrió el Centro Deportivo y Social Guelatao, que porque invitó a un político panista, bueno en Palacio Nacional mezclan el poder político con el público y no hay bronca y no es defensa, pero parece que levanta ámpula las acciones de la alcaldesa en favor de los ciudadanos, porque a esos críticos nada más revisen cuántas veces apareció el anterior alcalde Néstor Núñez, quien si a algo se dedicó fue a recibir dinero de los giros “negros” y como dicen en el barrio “..se fue cargado” y si lo investigan un poco al moreno, pues le van a saltar billetes por todos lados ¡al tiempo! Hasta la próxima.