Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, aseguró que la probabilidad de que personas mueran en la tercera ola por COVID-19 se ha reducido “sustancialmente” derivado de la vacunación.

El zar del coronavirus en México aseveró que en el país han sido vacunadas contra el virus un 48 por ciento de la población en el país, lo a que su parecer ha permitido tener un “cambio importante“, en el transcurso de la pandemia.

“En los países que hemos tenido acceso amplio a las vacunas y que hemos logrado coberturas de vacunación sustanciales. en México tenemos 48 por ciento de la población vacunada, eso nos permite tener un cambio importante en cómo se presenta la epidemia”, señaló.

Aun cuando se presentan nuevos casos y contagios, la probabilidad de que las personas enfermas terminen graves, necesitan hospitalización o aún peor, que fallezcan se ha reducido sustancialmente”, externó.

Afirmó que la mortalidad en la tercera ola de COVID-19 en México se ubica en 77 por ciento por debajo de la primera ola, y un 87 por ciento a la baja que en la segunda.