Juan García Heredia

Al señalar que México es uno de los países con alta tasa de mortalidad por enfermedades prevenibles, el gigante Philips planteó la necesidad de cambiar el enfoque de la salud en el país aplicando tecnologías automatizadas para detectar los males oportunamente.

En el marco del Día Mundial de la Salud, celebrado este 7 de abril, Philips resaltó el papel que ocupa la informática ante los retos que actualmente enfrenta el sistema de salud en México, país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que se ubica como el segundo en el cual los pacientes destinan más recursos para recibir un tratamiento, además de la alta tasa de mortalidad por causas prevenibles y tratables.

«Para que los sistemas de salud logren ser competitivos en términos de calidad se requiere poner un esfuerzo en la predicción, prevención y personalización de la salud, lo cual se puede lograr mediante tecnologías innovadoras, así como sistemas de monitoreo y trazabilidad», señala dicha compañía. 

«Los especialistas en salud -expuso- deben ser capaces de extraer y procesar la información de los pacientes para descifrar los procesos de las enfermedades y diseñar sistemas de salud unificados; es aquí donde la informática y la digitalización pueden contribuir en el avance que requiere el área diagnóstica para lograr una detección oportuna».

Philips destacó la importancia de cambiar el enfoque en salud a un modelo en atención primaria que realce la prevención y enfocándose en las personas; para lograrlo, indicó, se requiere mejorar el acceso a nuevas tecnologías que permitirán ampliar la atención en los servicios de salud y cambiar la realidad actual.

«La adopción de nuevas tecnologías automatizadas es uno de los modelos a los que aspira el sector salud; ya que mediante la digitalización se puede reducir el tiempo de un diagnóstico y los errores en el procesamiento», indicó la transnacional de origen holandés.

De acuerdo con esa empresa, la digitalización también resulta fundamental para agregar valor al concepto Quadruple Aim que involucra mejorar la experiencia del paciente y del personal médico, así como las soluciones de salud y reducir los costos; «en ese sentido una de las fortalezas actuales de Philips es la digitalización de la gestión hospitalaria con la solución Tasy la cual permite conectar todos los puntos del Quadruple Aim».

Según la información, Tasy EMR (Electronical Medical Record) es una solución completa de informática en salud que integra todas las áreas de la institución sanitaria y ofrece ayuda al médico para la toma de decisiones, tanto en el diagnóstico como en la terapia, evitando reprocesos y aumentando la productividad. 

«Esto es un ejemplo claro y visible de cómo la informática puede ayudar y acompañar a las instituciones de salud para enfrentar sus desafíos profesionales, administrativos y brindar mejor ayuda al paciente», asegura Philips.