La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer que  científicos del Instituto de Astronomía (IA), adscritos al observatorio de rayos gamma HAWC (High Altitude Water Cherenkov), participaron en la detección de cuatro fuentes de rayos gamma en la Vía Láctea.

El estudio tiene relevancia teórica y experimental, pues además de lograr la identificación de las partículas más energéticas del universo, comprueba la Teoría de la Relatividad de Einstein en altas energías, explicó Nissim Fraija Cabrera, investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM y colaborador en el experimento HAWC.

Los resultados del estudio fueron dados a conocer en la revista científica internacional Physical Review Letters.

Los rayos gamma son fotones ultraenergéticos, dotados de muy altas energías, cientos de trillones de veces más energéticos que la luz visible.

Ellos proporcionan información acerca de la composición de los núcleos y los procesos de las partículas, de algunos objetos astrofísicos, y de los mecanismos que aceleran partículas y pueden producir estos rayos gamma de muy alta energía, detalló Fraija.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here