La violencia por armas de fuego no se detiene en Nueva York, donde varios tiroteos este fin de semana dejaron al menos 2 muertos y 18 heridos, en sucesos en los que al menos uno de ellos, según la Policía, estuvo relacionado con pandillas.

Por un lado, dos hombres fueron asesinados, uno en El Bronx y otro en Manhattan, y otras ocho personas resultaron heridas en incidentes separados en la madrugada de este domingo.

Según fuentes policiales citadas por el New York Post, de los 8 heridos, 3 fueron por balas perdidas cuando dos grupos comenzaron a dispararse entre sí después de una disputa en el Alto Manhattan.

De otra parte, según muestra un video distribuido por las autoridades, dos individuos, que usaban cubrebocas y sudaderas con capucha, llegaron desde una esquina de una calle en el vecindario de Corona, en Queens, sacaron las armas que llevaban ocultas bajo su ropa y comenzaron a disparar a eso de las 22:30 h local del sábado contra un grupo de personas, dejando 10 heridos.

Había una fiesta de cumpleaños en un restaurante cercano y la acera estaba abarrotada cuando se produjo el tiroteo, que dejó ocho hombres y dos mujeres heridos, entre los 19 y 72 años de edad, de acuerdo con datos que ofreció este domingo la Policía durante una conferencia de prensa.