La Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró este lunes “muy preocupante” la subida de los contagios por COVID-19 experimentada en las últimas semanas en Europa, una situación agravada por el bajo índice de vacunación en grupos prioritarios en algunos países del continente.

El aumento de la incidencia de nuevos casos obedece a la mayor presencia de la variante Delta, más contagiosa; la relajación de las restricciones y el aumento de los viajes, argumentó la OMS.

Debemos ser firmes en mantener las múltiples líneas de protección, incluyendo vacunación y mascarillas. Las vacunas son el camino hacia reabrir las sociedades y estabilizar las economías”, señaló en rueda de prensa el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

De los 53 países que forman la región europea de la OMS, 33 registraron una subida del 10 por ciento en la incidencia en los últimos 14 días y varios están observando un aumento de los ingresos hospitalarios y de las muertes, que podrían ascender a 236 mil de aquí al 1 de diciembre, según la última proyección.

La región europea ha notificado desde el inicio de la pandemia 64 millones de casos y 1.3 millones de muertes, según las últimas cifras de la OMS.