La Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México descartó retrasar el regreso a clases presenciales ante la tercera ola de la pandemia de COVID-19, al argumentar que es parte de la reactivación económica.

Oliva López, secretaria de Salud de la Ciudad de México, destacó que las clases a distancia han traído efectos nocivos en la salud mental y física, así como en la sociabilidad de los alumnos.

La apuesta es regresar con una escuela segura y con una escuela promotora de la salud”, dijo en conferencia de prensa.

La funcionaria destacó que las clases presenciales a partir del 30 de agosto no son una idea descabellada cuando se ve expuestos a los niños en centros comerciales, mercados y transporte público, por mencionar algunos sitios con aglomeraciones.

Se considera que la escuela puede ser un espacio seguro, protegido, ventilado, donde se tenga mucha más contención y seguridad sanitaria que en todo el resto de los espacios”, enfatizó.