El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmó la amonestación pública que el Instituto Nacional Electoral (INE) impuso a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, por su actitud para no cumplir con órdenes y requerimientos.

Particularmente, la mandataria capitalina rechazó responder un cuestionario sobre su participación en un evento para promover la Reforma Eléctrica en el Monumento a la Revolución, que se hizo previo a la consulta de Revocación de Mandato.

Inicialmente, el INE una amonestación a Sheinbaum Pardo y a Martí Batres, secretario de Gobierno capitalino, por rehusarse a informar sobre el motivo de su asistencia al evento, si formaron parte de la organización, si fueron invitados por alguna otra persona o si participaron de manera activa en este.

Ambos funcionarios argumentaron que estaban en imposibilidad de responder a los cuestionamientos porque el Instituto Nacional Electoral violaba con ellos el derecho a la no autoincriminación y la presunción de inocencia, por lo que se impuso una impugnación.

El proyecto de Felipe de la Mata Pizaña señalaba que Sheinbaum Pardo y Batres Guadarrama partían de una premisa equivocada porque los requerimientos del INE buscan obtener información con el objetivo de investigar y deslindar responsabilidades.