Feliciano Sánchez Osorio, de 65 años de edad, murió este viernes por la aplicación de un medicamento contaminado en el Hospital Regional de Pemex, en Villahermosa, Tabasco, informó su familia.

Con este caso, suman tres las familias que han denunciado públicamente el fallecimiento de pacientes al ser atendidos con Heparina Sódica, utilizada para las hemodiálisis.

La esposa de Feliciano, Elodia Hernández, aseguró que su esposo compró su propia medicina, pero personal del hospital optó por suministrarle la contaminada con la bacteria Klebsiella spp.

«Venía de hemodiálisis, pero él no estaba para morir. Era un hombre fuerte, lleno de vida, con esperanza para vivir. Pido que se haga justicia», dijo afuera del hospital ubicado en la Centro Delegación Seis.

«Quiero justicia para los que quedan todavía en terapia intensiva, los que están entubados, esos no se han librado todavía, quiero que ‘haiga’ justicia, porque más bien dicho, lo mataron aquí. Mi esposo vio cuando llevaron el cartón de medicina, lleno de polvo, que hasta amarillo estaban las medicinas», narró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here