El alcalde Sergio Baños Rubio declaró que hizo un llamado de atención «fuerte» a trabajadores del Centro de Control Canino que no limpiaron las jaulas de perros retenidos.

El 6 de julio, a través de redes sociales, protectores de animales publicaron fotografías y videos en los que se ven a los perros entre heces, orines, sin comida o agua, un animal muerto roído, entre otros aspectos.

Al día siguiente, la alcaldía informó que se habían realizado labores de limpieza y acudieron veterinarios para revisar el estado de salud de los canes.

Sin embargo, el edil afirmó que no habrá sanciones más severas para los trabajadores, aunque se da seguimiento al incidente y las organizaciones civiles podrán ser vigilantes del actuar en el centro.

En cuanto a quienes laboran en el lugar, Sergio Baños aseguró que todos tienen «buenos perfiles, se tienen gente capaz que hace las cosas bien».

No obstante, la organización Red Pro Animal expuso que el personal no está capacitado, ya que no cuentan con experiencia para el cuidado de pequeñas especies y, sobre todo, en situación de calle, toda vez que están enfocados en ganadería y agropecuaria.

En ese sentido, consideró que no cuentan con la especialización necesaria para generar políticas publicas y reglamentos que controlen la fauna doméstica en situación de calle. 

El director de área técnica de protección y sanidad animal de Pachuca, Guadalupe Meza Castelo, es licenciado en medicina veterinaria y zootecnia, con experiencia en el área pecuaria y ganadero; la secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable municipal, Beatriz Cruz Gómez, es licenciada en derecho y su experiencia fue como gerente en una consultoría.

El director de medio ambiente de Mineral de la Reforma, Arturo Cabrera Ortiz, es técnico agropecuario especializado en ovinos y caprinos, pero sin experiencia previa; y el coordinador del Centro Metropolitano, Ignacio Linares Rodríguez, es licenciado en medicina veterinaria y zootecnia, pero tiene experiencia en la cría y explotación de ganado.