Los senadores Alejandro Peña y Martí Batres abogaron por la unidad de Morena, un día después de que asomara la crisis en el partido con la elección del diputado federal Alfonso Ramírez Cuéllar como dirigente provisional.

“Hay que mandar un mensaje de unidad haciendo saber que lo que más necesita el País, el partido, es que todos como mexicanos y militantes de Morena, cerremos filas, para ayudar a que las cosas que plantea el Ejecutivo se concreten en beneficio de todos”, urgió Peña.

“Unidad, unidad y unidad. Es lo único que puedo decir”, expresó Martí Batres.

Ayer, en un Congreso Nacional Extraordinario orquestado por Bertha Luján y Héctor Díaz Polanco, Ramírez Cuéllar fue elegido presidente provisional con la encomienda de conducir, en un plazo de cuatro meses, el proceso para renovar la dirigencia que tenía Yeidckol Polevnsky.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here