La Corte Suprema de Estados Unidos permitió a la Administración Trump establecer una política que facilitará negar la residencia o la ciudadanía a migrantes que usen programas públicos.

Mientras los magistrados analizan el caso, la nueva política se puede utilizar para negar las “tarjetas verdes” a los inmigrantes por el uso de beneficios públicos, incluidos Medicaid, cupones de alimentos y cupones de vivienda, así como otros factores.

La orden de los jueces se emitió por un voto de 5-4 e invirtió un fallo del Segundo Tribunal de Apelaciones del Circuito de los Estados Unidos en Nueva York que había mantenido en un lugar una suspensión a nivel nacional de la política después de las demandas que se han presentado en su contra.

Los cuatro jueces liberales de la Corte, Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, votaron en contra de permitirla, mientras continúa su discusión.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here