Carlos Ramos Padilla / @cramospadilla

Esto es tener claridad, autoridad y clase. La Institución Nacional para la Celebración del Día del Abogado A.C. Ha declarado formalmente en relación a Yasmín Esquivel que “es menester que la Universidad Nacional Autónoma de México actúe en consecuencia y dictamine la invalidez de un título fundado en un plagio.

La UNAM tiene potestad absoluta tanto para otorgar títulos como para invalidarlos…” más adelante recuerda al artículo 95 constitucional que recalca los requisitos para ser ministro de la Corte y dice: “Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite pena corporal de más de un año de prisión, pero si tratare de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza y otro que lastime seriamente la buena fama en el concepto público, inhabilitará para el cargo, cualquiera que haya sido la pena”, así como es también requisito indispensable la titulación legal, por lo que la Ministra Esquivel debía haber renunciado ya a su encargo a la  Suprema Corte. Y la INCDA llega más lejos:” se entregó un diploma y reconocimiento de honor a la Ministra Yasmín Esquivel Mossa entonces Presidenta del Tribunal Contencioso Administrativo del Distrito Federal, creemos tener el deber como honorable Institución de la sociedad civil, de revocar el reconocimiento oficial entregado, ya que no hay duda de que la tesis por la que obtuvo el título que la ostenta fue plagiada y deja en evidencia la ausencia del Estado de Derecho en nuestro país, así como el civismo de quienes representan a nuestras instituciones públicas”.

No hay línea que deje fuera el prestigio de la Institución Nacional para la Celebración del Día del Abogado AC que convida a lo más grabado del ámbito legal. Las firmas y personajes sumados a esta Institución han dado muestra clara de que, si tienen la moral y limpieza suficiente para presumir su carrera impecable sin engaños ni trampas, por ello se manifiestan contundentes en su comunicado. Presenten más defensa de la nación, del Estado de Derecho y de la Nación que la propia Suprema Corte de Justicia.