Carlos Ramos Padilla / @cramospadilla

Una vez más la candidata impuesta por AMLO al Edomex está envuelta en un escándalo de desvíos. Y no es únicamente el dinero arrebatado a los trabajadores para sus “aportaciones al partido”.

En cuatro años, la SEP es una de las dependencias federales con el mayor número de cambios de titulares: inició Esteban Moctezuma (hoy embajador en Washington), lo sustituyó Delfina Gómez (hoy precandidata el gobierno del Edomex) y actualmente está Leticia Ramírez (hace unos meses la encargada de la correspondencia en Palacio Nacional) al frente de la instrucción pública del país. Con Delfina Gómez se acumulan montos por aclarar de la SEP en la cuenta pública 2021 con corresponden a excedentes en sueldos, prestaciones, salarios de plazas o categorías no consideradas, trabajadores designados como deceso en nómina, bienes adquiridos no localizados o que no operan, servicios no realizados, falta de documentación justificativa y comprobatoria del gasto, entre otros.

Y estás apenas son algunas irregularidades detectadas en los Centros de Estudios, Bachilleratos, Institutos, Universidades Tecnológicas y Politécnicas a cargo de la Secretaría de Educación Pública. 

La Auditoria Superior de la Federación observó un monto por aclarar de 830.7 millones de pesos derivado de irregularidades con un posible daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal.

Al revisar las transferencias de recursos de los subsidios federales para Organismos Descentralizados Estatales de Educación Superior en las Universidades Públicas Estatales, y su ejercicio las cuentas no empatan. La ASF detectó pago de plazas o categorías no consideradas en el convenio, catálogo o normativa por 179.2 millones de pesos; que las instituciones no se ajustaron al tabulador de sueldos autorizados por un monto de 78.2 millones de pesos.

De igual manera se formularon observaciones por irregularidades en su ejercicio por 148.7 millones de pesos por aclarar a universidades, donde sobresale las Universidad “Fidel Velázquez” por 44.4 millones de pesos; la Universidad Tecnológica de la Selva con 22.1 millones de pesos; Universidad Politécnica de Pachuca; y la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez.

De igual forma Delfina Gómez se ganó el rechazo mayoritario por haber cancelado las escuelas de tiempo completo y haber usado los libros de texto como ejercicio de adoctrinamiento a favor del gobierno de AMLO. Los negativos se acumulan alrededor de la figura de Delfina Gómez que lo único que no puede proponer al electorado es: honestidad.