Se Comenta Solo Con… / Apagafuegos

0
70

Carlos Ramos Padilla

Y luego del disparate expresado al decir que una manifestación pública es un acto de “provocación” Sheinbaum ahora guarda cordura y cambia su discurso. Ella sola se hundió por copiar la arenga de López Obrador cuando se siente acorralado. Así, como provocadores, ha calificado a personas que en su legítimo derecho le reclama soluciones.

De esa manera le respondió a un padre de un hijo asesinado en Guerrero, de los de Ayotzinapa, cuando en Nueva York le pidió respuestas. “Eres un provocador” fue la réplica. Así también contestó a una serie de paisanos en San Luis Potosí y al tiempo de pedir su derecho a dormir les sentenció, “diríjanse a la instancia correspondiente, no voy a caer en provocaciones”. Ahora resulta que los que han comercializado políticamente con plantones, bloqueos y marchas como Andrés y Claudia, ya en el gobierno, sienten que antes de escuchar y resolver, descalifican.

¿Qué ellos, pregunto, no han sido provocadores callejeros? Es inútil recordar todo lo que han hecho a base de sumar a inconformes en contra del sistema y dejar su huella de poder en la afectación de millones de personas que no pueden circular. Que se acerque Andrés y Claudia a las oficinas de su hoy incondicional Ebrard para que les recuerde cómo, siendo priistas en la regencia de la ciudad, se quejaban de que el PRD y sus personajes ocasionaban disturbios y desórdenes con sus marchas. ¿O qué ya se olvidaron de eso?

Luego ya traicionando al PRI y como Jefe de Gobierno salía a aplaudir a los bloqueadores del sindicato de electricistas. A Andrés le reclaman congruencia, gobierno, resultado, empleos. A Claudia, dejar de mentir, solucionar, dar la cara frente a la violencia y ahora la violación de una joven por parte de cuatro uniformados de su administración.

¿Qué es lo que ha hecho Fernández Noroña sino son actos de agresión y provocación? ¿Cómo consideran los calificativos de Taibo II o de Epigmenio Ibarra si no son actos de provocación? ¿Qué han hecho en la ciudadanía los anarcos protegidos por la izquierda radical? ¿Qué de los holgazanes que tienen secuestrados varios recintos de la UNAM? ¿No fue un acto de provocación el plantón de Reforma?

Que recuerden cómo David Garay entonces secretario de seguridad de la capital se enfrentó en mis micrófonos a Patricia Ruiz Anchondo cuando le pidió reconociera ante el público como lastimaban los rostros de los policías con pinturas en aerosol o lastimaban los cuartos traseros de los policías a caballo para provocar que el jinete fuera derribado.

Que provocó la dimisión del propio Garay sino el intento de proteger a la ciudadanía contra los actos irregulares de supuestos maestros en la vía pública, sí los mismos que ahora recibe AMLO en Palacio Nacional. ¿Para la izquierda pedir honestidad y ejercicio de la ley hoy es un acto de provocación?, no pues decían en mi colonia, como el cangrejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here