La primera entidad financiera española, el Banco Santander, anunció este lunes que dejará de conceder préstamos a empresas energéticas que dependan del carbón a partir del año 2030, en el marco de su estrategia de apoyo a la descarbonización de la economía.

El banco español indicó en un comunicado que “dejará de ofrecer servicios financieros a clientes de generación de energía eléctrica cuyos ingresos dependan en más de un 10% del carbón térmico”.

El carbón térmico se utiliza para generar electricidad, a diferencia del carbón metalúrgico, que se utiliza para fabricar acero.

Santander prometió igualmente eliminar “su exposición a la minería de carbón térmico en todo el mundo”.

La exposición del Santander al carbón, principalmente en forma de préstamos, alcanza unos 15,000 millones de euros (unos 18,244 millones de dólares) para la producción de electricidad, según una fuente financiera familiarizada con el tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here