Investigación Especial

Sometidos a base de represión, amenazas y acciones de terror sindical, los trabajadores de la empresa de Casimires Burlmex, padecen un «cacicazgo» desde hace más de 12 años, que ha pisoteado sus derechos laborales y dónde la Ley laboral es letra muerta.

Así es el accionar del sindicato Unión de Trabajadores de la Industria Textil, que es propiedad del diputado del PRI en el Estado de México, Isidro Moreno Mercado, que con el apoyo de operadores y grupos violentos de choque, mantiene un clima de opacidad, terror y manejo de cuotas sindicales sin rendición y transparencia de cuentas a la base trabajadora.

Trabajadores agremiados a esta Unión sindical revelaron con testimonios y que pidieron el anonimato privado por temor a represalias, que al interior de esta empresa de Casimires, hay pleno descontento y repudio a la dirigencia sindical del priísta Diputado de Edomex, Isidro Moreno Mercado, por las persistentes violaciones a los derechos laborales y humanos de los 380 trabajadores de esa empresa textil ubicada en el Parque Industrial Yecapixtla, en el Estado de Morelos.

Denunciaron que el Delegado sindical Alberto Vázquez Pedroza, es el siniestro personaje que siembra amenazas, represión y ataques verbales y físicos contra los trabajadores que demandan sus derechos y democracia sindical, que han enfrentado represalias y despidos injustificados.

La empresa sostiene las acciones de represión que realiza el sindicato, en un abierto contubernio y violación e injerencia en los derechos de los trabajadores, quienes demandaron la intervención de las autoridades del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, así como del Panel de Mecanismo de Respuesta Rápida del T-MEC integrado por México, Estados Unidos y Canadá, por injerencia de la empresa en la libertad sindical y violación a la decisión democrática de los trabajadores, para determinar si hay simulación sindical.

Este sindicato afiliado a la Federación de Sindicatos «Jesús Moreno Jiménez», que opera en el Edomex,  mantiene este clima de tensión tanto al interior de la empresa, como en el exterior, dónde ante cualquier acción de defensa de los trabajadores, acechan grupos de golpeadores a la orden de Alberto Vázquez Pedroza, para intimidar, amenazar y violentar a los trabajadores, dónde la empresa está en contubernio con la Unión de Trabajadores de la Industria Textil, para mantener sometidos a los agremiados entre.los que laboran tejedores, de mantenimiento, teñidores, urdidores y operadores de montacargas.