El número de contagios diarios de coronavirus en el Reino Unido marcó este viernes un nuevo récord desde el inicio de la pandemia, por tercer día consecutivo, al alcanzar 93 mil 45 casos en 24 horas, unos cinco mil más que ayer.

En los últimos siete días, las infecciones se han disparado un 38,6 por ciento en el conjunto de la país y las hospitalizaciones un 8.1  por ciento, mientras que las muertes por COVID-19 han descendido un 4,5 por ciento en ese mismo periodo.

La nueva variante ómicron, más transmisible que las anteriores, representa ya el 73.5 por ciento de las infecciones en Londres, donde ya ha sustituido a la delta como variante principal, según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, en inglés).

En la capital británica están hospitalizadas mil 534 personas con COVID-19, un 28.5 por ciento más respecto al viernes anterior, de las cuales 208 necesitan cuidados intensivos, un 3.5 por ciento más.

Un estudio difundido hoy por investigadores del Imperial College de Londres sugiere que el riesgo de reinfección con la variante ómicron es 5.4 veces mayor que con la delta.