Dirigentes del Frente de Defensa Popular (FDP) aseguraron que la verdadera razón de la pugna entre la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) y el grupo delictivo de «Los Ardillos» es el trasiego de droga en Guerrero.

Rodolfo Colorado, miembro de la dirigencia del FDP y habitante de la comunidad de Colotepec, del Municipio de Chilapa, contó que la confrontación entre ambos grupos empezó cuando integrantes de la CRAC-PF decomisaron un cargamento de droga a «Los Ardillos» en el crucero de Alcozacán.

«Es por el trasiego de la droga, no hay más», afirmó en rueda de prensa.

Colorado mostró un documento que el FDP y pobladores entregaron al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, a quien le piden su intervención para detener y desarmar a los principales líderes de esas autodefensas.

En ese documento acusan a policías comunitarios y los principales dirigentes de la CRAC-PF de ser responsables de masacres, secuestros y del sometimiento en varias localidades de esa zona de la Montaña Baja.