La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que las protestas de este lunes en la capital, organizadas contra el abuso policial, fueron una provocación para que la policía reprimiera a los manifestantes y con ello “manchar” a dicha institución.

Sheinbaum dijo que aún cuando los manifestantes se llamen anarquistas, desde su perspectiva, se trata de otra cosa que no muestra los ideales del anarquismo y que únicamente tiene como objetivo provocar a la represión.

“Tenían un objetivo: mostrar a la policía reprimiendo, querían que la policía golpeara o hiciera algo contra las personas en las concentraciones”, dijo.

“Lo que buscaban ayer era ponerle el calificativo a la policía de policía represora“, argumentó.

Tal como lo había adelantado la semana pasada, la mandataria explicó que se trabaja en la actualización de protocolos ante este tipo de concentraciones y en una nueva policía más eficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here