Miguel Ángel López Farías 

Acomódese bien en su sillón o hamaca favorita y dispóngase a pasar un momento de carcajadas y de necesario relax. Ahí le va: PRODUCCIONES LOZOYA presentan: PEÑA TRAICIONÓ A LA PATRIA. 

Desesperados por encontrar un nuevo texto distinto a la rifa del avión y demás polvos de la chistera, desde la Fiscalía General de la República lanzan la rimbombante acusación en contra del exmandatario Enrique Peña Nieto, en la cual lo estarían acusando de… (en serio, no es broma) JUGAR EL PAPEL CENTRAL EN LA COMISIÓN DE LOS DELITOS DE COHECHO, TRAICIÓN A LA PATRIA Y DELITO ELECTORAL, LO CUAL PUEDE ASUMIRSE SOBRE LA BASE DE PREPOSICIONES EMPÍRICAS.  

A ver… cohecho, tal vez, ¿tienen alguna prueba como los videos de PÍO? digo, algo que coloque al expresidente en una situación en donde no quede duda de esto… ¿traición a la patria?  

Disculpe mi ignorancia, pero ¿no se esgrime en caso de guerra, vender secretos de estado al enemigo, proporcionarles armas y balas a los adversarios del Estado? ¿Delito electoral?  

¿Se refieren a los 10,5 MDD que Odebrecht entregaría a Lozoya para la campaña de Peña y que nomás no han podido comprobar? Por qué si de algo debemos acusar a Peña y compañía es de corruptos y de corazones alegres, pero no de imbéciles, ellos, ni Peña ni Videgaray reciben portafolios, eso lo hacen los secretarios particulares o los hermanos como Pío. 

Pero aquí vienen la joya, la fiscalía asume esta acusación sobre la base de proposiciones empíricas, y si las clases de español de la técnica en donde estudie no me fallan, una proposición empírica es una oración declarativa, no siempre verdadera, que aunado al empirismo quiere decir que es todo lo que se sabe sin poseer un conocimiento científico. 

En cristiano habla de que nomás no pueden comprobarlo, pero suponen que así fue. Este “vacilón” legaloide es la llave para que el equipo del exmandatario y de su carnal Videgaray se esfumen, pues hasta un estudiante de derecho sabe que sobre empirismo no se aplica la ley y menos habrá castigo si en las cañerías del poder se dio un pacto entre el presidente que se fue y el que entró, tan es así que hasta el momento todos los ataques y filtraciones cómo está de la FGR se traducen en guiños inocuos entre los jefes de Morena y el PRI.  

Pero, claro, para el graderío trasnochado no deja de ser atractivo el que en la propaganda de las SS tabasqueñas se afirme que están combatiendo la corrupción de la pasada administración.  

Antes de cambiar de canal en este drama de la Rosa de Guadalupe de la 4T, permítame adelantarle el final de este show cómico -mágico- electoral: el caso Odebrecht poco a poco se ha ido viniendo abajo pues el que señaló a Lozoya de haber recibido el soborno Luis Alberto Meneses Weyll se ha retractado y desde Brasil, en prisión, ha dicho que no entregó dinero a la campaña de Peña, ni repartió sobornos para la reforma energética ni para una planta de etano en el gobierno de Calderón, que todo esto es falso y que Lozoya está inventando esto como parte de un trato preferencial con López obrador. 

Odebrecht se desploma y al jefe de campaña de Morena sólo le queda ir sacando de la chistera trucos y más trucos. Que le ruegue para que aparezca un dinosaurio o un nuevo chupacabras, porque el guion ya comienza a aburrir. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here