PICOTAZO POLÍTICO / SNTE cumple años

0
18

Miguel Ángel López Farías

El SNTE cumple 75 años, este sindicato de maestros es sin duda uno de los más poderosos en México, coaligados, por la vía de sus primeros dos dirigentes a las cúpulas del poder, el primero, Carlos Jongitud, poderoso y a ratos incontrolable y defenestrado por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari para después colocar a una de sus más grandes aliadas, la maestra Elba Esther Gordillo, una mujer que para muchos es sinónimo de corrupción y excesos, Gordillo no se le despego ni a Salinas, ni a Zedillo , ni a Fox ,ni a Calderón.

Hasta que llega Peña Nieto y el choque de trenes se da, llevándola a la cárcel y con esta caída de telón es que nos enteramos del tamaño de riquezas y lujos con el que la lideresa magisterial se habría acostumbrado. Y más aún, estando en prisión se supo por filtraciones que dicha reclusión de corte hospitalaria era más bien un periodo vacacional con el todo incluido.

En este lapso el SNTE fungió como aval a las reformas de Peña Nieto de la mano de un gris personaje como Juan Díaz de la Torre, tanto que provocó descalabros en la galería electoral y el SNTE sobrevivió, hoy, el Sindicato se trata de reinventar en medio de una férrea disputa entre la maestra Gordillo y los orcos de la CNTE, la coordinadora, quien es fiel a sus usos y costumbres gorilezcos que muy poco bien le hacen a los niños y a su educación.

Y aquí es donde debemos entender algo, el SNTE, con sus músculos, son los únicos capaces de generar que cualquier reforma educativa funcione, están articulados y de alguna manera cohesionados, la figura de maestros es una bandera sagrada y eso les otorga algún tipo de patente moral, los otros no, seamos puntuales, ni la maestra ni la coordinadora son entidades o personajes que dejen huella por sus luchas desinteresadas por el bienestar de los niños y jóvenes de México, por el contrario, ellos poseen, maestra y coordinadora un instinto carroñero en el campo político.

¿Por qué mencionamos esto? Sin entrar en una defensa del sindicato de maestros, el cual a mi parecer debería elevar la voz sobre temas que vayan más allá de la educación como es lo de la justicia social, la pobreza o la inseguridad, son los únicos que muestran espíritu de cuerpo, son los que tenemos, punto.

Y siendo precisos, son los maestros del sindicato los que tienen la virtud del contacto con las familias mexicanas, son termómetros vivientes de esas otras realidades que los políticos no quieren ver, los profes del SNTE han fungido como válvulas de escape social, como puentes entre el estado y los ciudadanos, de alguna manera han ayudado a la construcción de lo que tenemos y debemos aprovecharlos, pero si la fuerza de un sindicato como este recala en las alforjas de los botines políticos, del poder, o les permitimos que sean secuestrados por figuras que ya comprobaron su capacidad corruptora y de grupos de corte guerrillero como la coordinadora, mucho mal le estaríamos haciendo a nuestros hijos.

Son 75 años del sindicato, e independientemente de que hayan adquirido naturaleza de la grilla, el suyo es un papel importante, el de la educación de nuestros hijos, que como hemos dicho, el que se ofrece en México es una pena, pero en la medida de que los maestros y maestras se hagan fuertes, que sus plazas sean reconocidas económicamente, que sus actividades de docencia pasen por constantes actualizaciones y se les siembre un real sentido de pertenencia, ellos, los maestros en el país generarían el impulso para que México evolucione y deje de ser una nación mediocre e inculta, tal y como se mantuvo con algunos líderes del pasado, eso sí, ellos y ella, muy pero muy asegurados para su futuro.

Veamos pues, que tantas ganas tiene ese chamacon de 75 años para mutarse en la madre de la educación en México y darle un giro a todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here