Rafael Lulet

Con variaciones de posiciones se llevó a cabo el Gran Premio de Brasil, donde los Mercedes se impusieron, teniendo más velocidad, dejando en claro las actualizaciones que le han funcionado, mientras Max Verstappen se iba hasta los últimos lugares junto con Charles Leclerc, al frente mantenía George Russell el liderazgo y un Lewis Hamilton empujando para llegar a las espaldas de su compañero, parecería que Ferrari dejaría puntos, sin embargo al final fueron lo más ganadores, haciendo el 3 y 4, quedando en podio Carlos Sainz quien iba con algunos problemas ocasionándole salir a pit por 3 veces para cambio de ruedas.

Sergio Pérez, parecía tener el segundo lugar desde un inicio, pero se fue cayendo hasta el grado de no poder combatir contra Carlos Sainz, después Charles Leclerc y Fernando Alonso, una pésima carrera del mexicano, la peor de este año, ¿qué le pasó?, solo eso lo podrá contestar él, pero fue una decepcionante carrera de Checo, quien al final debió dejarle la posición a su compañero de equipo porque lo alcanzó y con eso, queda Pérez en sexto lugar, perdiendo con ello también el subcampeonato.

Ricciardo quien toca el monoplaza de Magnussen y debieron salir desde el inicio de la carrera, y posteriormente Lando Norris, se le rompió el motor, para provocar un virtual safety car, uno más del Gran Premio de Brasil, donde los adelantamientos eran posibles, eso aminoró los daños para los desafortunados que se pudieron mantener en la pista pese a los desperfectos encontrados, y a quienes pilotearon bien y jugaron bien sus cartas les quedó el sabor del triunfo, Checo, el peor de todos, quedó sin pretexto para tapar su mala participación.

La siguiente parada y última del año será en Abu Dabi, ya coronando Max Verstappen, solo hará el trámite para ser proclamado oficialmente en bicampeón rompiendo récords de 12 carreras ganadas seguidos, y Red Bull en segundo primer lugar como constructor, casi llevándose todo, porque el sub campeonato lo tenía Sergio Pérez, pero lo dejó ir, por la pésima carrera que hizo el día de domingo en Brasil, en un formato único, la Sprint races, que hizo ganar más puntos para algunos, y dejando una buena participación al equipo Hass, pese a la salida pronta de Magnussen en carrera, pero se llevó la pole y eso, nadie se lo quita.

Es claro, Mercedes está de regreso y se suma a los tres equipos que se disputarán el campeonato en el 2023; mientras en la parrilla media, se esperan muchos cambios tanto de pilotos como de modificaciones para poder mejorar, se verá un año muy parejo y eso es un buen mensaje para la afición de la fórmula uno, que agregará un Gran Premio más, el de las Vegas.