El 17 por ciento de las personas hospitalizadas por COVID-19 sufrió un evento trombótico venoso, especialmente los ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital, donde la prevalencia llega al 27.9 por ciento de los pacientes, según una revisión sistemática de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) así como del Hospital Ramón y Cajal.

El análisis también reportó una incidencia importante de hemorragias, que afectaron al 7.8 por ciento de los pacientes incluidos, informa una nota del CIBER.

Los eventos trombóticos son accidentes cardiovasculares que tienen lugar cuando un vaso sanguíneo queda bloqueado por un coágulo de sangre y pueden ser de dos tipos, trombosis venosa profunda (TVP), habitualmente en una vena profunda de las piernas, o tromboembolia de pulmón (TEP), cuando alcanza el árbol arterial pulmonar.

El estudio, publicado en la revista Chest, ha recopilado datos de más de 18 mil pacientes ingresados por COVID-19 entre enero y julio de 2020, y agrupados en 49 estudios de distinto países del mundo.