El explorador robótico Perseverance, que llegó a Marte en febrero pasado después de casi siete meses de viaje desde Florida, recogió la primera muestra en suelo marciano para analizar si alguna vez hubo vida en el planeta rojo, informó la agencia espacial estadounidense NASA.

Se trata de un pedazo de roca ligeramente más ancha del grosor de un lápiz tomada del cráter Jezero, que junto con unas siete más harán parte de programa Mars Sample Return, que tiene previsto traerlas a la Tierra para 2031.

“Obtener la primera muestra en nuestro haber es un gran hito”, dijo uno de los científicos del Proyecto Ken Farley, del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

“Cuando regresemos a la Tierra con estas muestras, nos dirán mucho sobre algunos de los primeros capítulos de la evolución de Marte”, agregó.

Para Thomas Zurbuchen, científico de la NASA en Washington, es “verdaderamente un momento histórico”. Subrayó que, así como las misiones Apolo a la Luna demostraron el valor científico duradero de devolver muestras de otros mundos para su análisis aquí en nuestro planeta, lo mismo hará esta misión en Marte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here