Los pequeños comerciantes de México advirtieron que el inicio de año no “pinta bien” y se quejaron por el aumento en los precios de productos para enero de 2022, como los cigarrillos, el pan de molde y la gasolina.

En un comunicado, la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) alertó sobre las dificultades para los negocios en el inicio de año tras un aumento en los precios de productos sujetos al Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

La Secretaría de Hacienda anunció en la segunda quincena de diciembre que habría un alza en el IEPS para 2022, un impuesto indirecto que los productores e importadores incluyen en el precio final del producto.

El gravamen que pagarán este año los consumidores se elevó hasta un 7.36 por ciento para así adaptarse a la inflación, que en noviembre pasó la barrera del 7 por ciento, la más alta en dos décadas.

De acuerdo con los pequeños comerciantes, en los primeros días de enero también se han visto incrementos en “frutas, legumbres, verduras, abarrotes, papel higiénico, artículos de higiene personal, limpieza, cárnicos, embutido”, además de las bebidas alcohólicas y el tabaco.