El papa Francisco apareció hoy ante miles de fieles en la audiencia general después de haber cancelado su viaje a Dubái para participar en la conferencia climática COP28 y afirmó que aún no está bien, por lo que el discurso lo leería su colaborador.

Aún no estoy bien con esta gripe. La voz no es buena”, explicó a los fieles presentes en el aula Pablo VI del Vaticano antes de que su catequesis la leyera un colaborador.

Antes de la audiencia, había pasado lo mismo al recibir al club de futbol escocés del Celtic, pues prefirió que su colaborador pronunciase el discurso preparado y después improvisó algunas palabras.

A pesar de sus recientes problemas respiratorios que le obligaron a cancelar su viaje, como ya ocurrió en la visita de Congo y Sudan del Sur que fue reprogramada por sus problemas en la rodilla, este martes recibió y charló durante más de dos horas con los obispos españoles a quienes había convocado para analizar la situación de los seminarios en España.

Aunque con voz débil y un poco de tos, el papa Francisco sí que tomó la palabra para realizar un nuevo llamado por la paz: “Continuemos rezando por la grave situación en Israel y Palestina. Por la paz, por favor. Espero que continúe la tregua en curso en el país para la liberación de todos los rehenes y el acceso a la ayuda humanitaria necesaria”.