Pienso, luego existo, es el comentario de un intelectual

que subestima el dolor de muelas.

Milan Kundera

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. La retórica de Andrés Manuel López Obrador se parece mucho a la de Vicente Fox, son dicharacheros, fantasiosos y en algunas ocasiones francamente rayan en lo absurdo. El de Guanajuato se educó viendo las nubes en su rancho, eso decía en la campaña del 2000 y el segundo pregonaba que para terminar con la violencia había que repartir abrazos, acusar a los malosos con sus mamás o abuelas y ahí están los resultados en el tema de la seguridad.

Si algo le molesta al presidente de la República, son las comparaciones con sus antecesores, pero es irremediable hacerlo pues son una medición para saber en dónde estamos parados y sobre todo hacía a donde vamos. Hoy la 4T le ha ganado a Felipe Calderón en el número de muertos por el crimen organizado, la inseguridad sigue desatada y lo que parecía una bonita frase de “abrazos y no balazos” se ha hecho realidad.

Insisto, ni con Felipe Calderón, ni con Peña Nieto habíamos tenido los índices de violencia en los que estamos sumidos, el terror se apodera de varios estados y municipios en pleno proceso electoral, 34 candidatos han perdido la vida, otros amenazados y varios más se han bajado de la contienda porque no hay garantías, no se debe arriesgar la vida, ni mucho menos la de la familia, es preocupante que ni la federación, ni los gobiernos estatales pueden garantizar la seguridad de nadie.

El estado mexicano no ha mandado señales de fortaleza ni definitiva para que el crimen organizado entienda que van a ir por ellos, por el contrario, el jefe del Ejecutivo sigue con sus ataques constantes de división, es un presidente sin corazón y cruel, ni una sola palabra de solidaridad para las víctimas, para sus familiares, para los partidos políticos. Eso sí, se dice garante del proceso electoral y descalifica al INE, antes que la solidaridad está el “show”, uno de sus barberos presenta una tarjeta con las que están haciendo proselitismo y el Pejelagarto esboza “a ver si les da vergüenza”.

López se ha transformado en su peor versión, lejano del pueblo y de sus causas, tuvo que ser una reportera que le preguntó sí hubo la petición de perdón por parte del Estado para la masacre de chinos en Torreón, ¿habría postulación para las víctimas de la Línea 12?, no le quedó más que aceptar y ofrecer una disculpa sin alma, no le interesa el dolor que conoce porque se ufana de haber caminado los 2 mil 500 municipios del país.

Mientras nos preparamos para el 6 de junio, en EU el jefe del Comando Norte, el general Glen VanHerck, dio a conocer que del 30% al 35% del territorio mexicano es controlado por organizaciones criminales y obviamente se detona el fenómeno de los desplazados que quieren salir de México porque imperan los grupos criminales.

Con esa declaración más el panorama nacional en términos de seguridad, la incapacidad por parte del gobierno de López Obrador no se ve un futuro prometedor, ¿Cuántos legisladores y presidentes municipales impondrá el crimen organizado?

Entre Palabras

El presidente está muy contento porque ya tiene refinería en EU, de nuevo sin escuchar a los que saben.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.