Palabras Más / Los mejores tiempos del PRI neoliberal

0
67

Hay quien dice que las cosas y los lugares tienen alma,

y hay quien dice que no; por mi parte,

no me atrevo a pronunciarme,

pero quiero hablar de la calle.

Howard Phillips Lovecraft

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimados lectores gracias por su compañía. Desde la campaña del año 2006, el ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, repetía una y otra vez que la culpa de todos los males de México los tiene el modelo neoliberal y los políticos corruptos que lo implantaron y se enriquecieron a costillas del pueblo. Hasta ahí AMLO parece que tiene razón.

Nadie le puede regatear ni un ápice al presidente sobre el tema de la corrupción en esos sexenios. Ejemplos hay muchos, pero solo mencionare dos, primero Genaro García Luna, que está siendo procesado en Estados Unidos, y que no se entiende como Felipe Calderón no sabía de sus nexos. Y el otro, Emilio Lozoya preso en España, tampoco se entiende como Enrique Peña Nieto, no estaba enterado de esos malos manejos en Pemex.

Reza la sabiduría popular, ¿Son o se hacen?

Ese discurso de culpar a los neoliberales le dio buenos resultados a López Obrador en la campaña, aunado a la estela de corrupción. Pero ya como presidente ese recurso discursivo se ha ido desgastando y convirtiéndose en una salida fácil, un pretexto que solo convence a los adoctrinados. No se ha discutido con seriedad que entiende el tabasqueño por neoliberal, sobre todo cuando sus acciones marcan severas contradicciones.

El domingo pasado en el Monumento a la Revolución, se realizó un acto como en los mejores tiempos del PRI neoliberal, una fiesta popular para arengar al presidente, para decirle que los trabajadores están con él –claro en voz de los líderes de la CTM– mientras los obreros esperaron y se asolearon por varias horas.

Un acto de esos de los que se quiere desmarcar la 4T, pero ahí estaban los más cercanos a López, intercambiando elogios con lo más rancio del sindicalismo del PRI neoliberal, muy sonrientes al lado del máximo líder de la CTM. ¿Entonces?

En la voz del presidente no hay nada nuevo, promesas para los trabajadores, mejores condiciones, mejores salarios, invitaciones a los patrones a que tengan trato humano con ellos, eso ya lo ha dicho, más aún, parece una repetición de lo dicho por López Portillo, Miguel De la Madrid, Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Fox, Calderón, todos ellos neoliberales, puras promesas.

Al presidente le fue bien en un acto al viejo estilo del PRI neoliberal, esos que empobrecieron a los trabajadores. Se le veía contento al presidente, como en los mejores años del PRI neoliberal.

Entre Palabras

Los problemas no paran en Notimex y la huelga. Aunque el presidente le ha dado el espaldarazo a Sanjuana, poco a poco comienza a impacientarse por las preguntas frecuentes en la mañanera sobre el tema. ¿Hasta cuándo resistirá?   

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here