Claro que la imaginación

siempre puede abrir cualquier puerta,

girar la llave y dejar paso al terror.

Truman Capote

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. A todos los mexicanos nos ha costado construir lo que tenemos hoy como democracia, las instituciones y la vida partidista, somos responsables del gobierno que tenemos porque fue electo por la mayoría que se pronunció en un ejercicio libre, con la legitimidad que le otorga el Instituto Nacional Electoral que le levantó la mano a Andrés Manuel López Obrador sin regatearle nada y no hubo ni sospecha de lo que ya gritaban como fraude electoral.

Los rencores de López Obrador son muy profundos y no perdona las derrotas del 2006 y la del 2012, ejercicios puestos bajo sospecha del fraude, pero las elecciones se jugaban con esas reglas y los otros contendientes que eran los amos de las tretas simplemente se las ganaron, tanto Felipe Calderón como Peña Nieto aprovecharon para instalarse en el poder y ahí están los resultados de sus administraciones. Claro que los panistas y los priistas quisieron mangonear al INE, pusieron a sus afines para tenerla más fácil, lo mismo que el PRD y luego Morena, afortunadamente la decisión popular se impuso.

En esos destellos de dictadorzuelo que tiene el Pejelagarto y que nos regala cada vez más constantemente, quisiera controlar a medios de comunicación, institutos autónomos, silenciar a las voces críticas y por supuesto al árbitro de la contienda, sabe que eso le abrirá el camino a los suyos en la búsqueda de ganar gubernaturas y la revocación de mandato del año que viene, luego la del Estado de México en el 2023 para terminar con la joya de la corona, la sucesión presidencial del 2024.

Esa es parte de la apuesta de la 4T para asegurar su sobrevivencia en los próximos años, por ello desde el 2018 se han ido con todo en contra del INE, particularmente contra Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, ahí están los discursos de Gerardo Fernández Noroña y Óscar Cantón Zetina (este último ex priista redimido) en la comparecencia de la semana pasada se dieron vuelo, pero Córdova les dio una lección de aplomo y tolerancia, además de darles varios raspones a los “demócratas” que avalan las dictaduras como la de Cuba y Venezuela y son mansos con el “imperio yanqui”, así el doble discurso que hasta a los casinos de las Vegas se van a jugar.

Es verdad que el INE sale muy caro y que se puede hacer más con menos dineros, se puede perfeccionar, pero eso corresponde a los legisladores que deben pensar no en su partido, sino en el bien mayor, aunque estos lo entienden como el bien propio, seguir instalados en las curules y en los escaños, despachar en Secretarías de Estado, o cargar maletas para sacarlas de Palacio Nacional como Mario Delgado.

La democracia no se la debemos por completo a la izquierda partidista, todos hemos construido, para bien o para mal el país que tenemos. Un INE débil y sometido solo sirve a López no a México o… ¿Queremos que Bartlett organice las elecciones?… pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Todas las miras están puestas en Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard en aquello de la sucesión del presidente. Sí López conserva la liturgia de los viejos priistas en aquello del tapado, la otra corcholata puede ser el recién casado titular de la UIF, le ha servido bien y ha hecho las tareas impuestas.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.