Nuestros poderes, nuestros deseos, nuestro alimento,

todos son realmente necesarios

en primera instancia para nuestra existencia.

Sherlock Holmes

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. La Ciudad de México vive varias emergencias igual que todo el país, enfrentar la pandemia, reactivar la economía, mitigar el desempleo y una en la cual simplemente no han podido ni meter las manos que es dar seguridad a los ciudadanos. El crimen se sigue adueñando de territorios y se burlan de las autoridades quienes hacen como que trabajan, pero al final no pasa nada.

El escenario para quienes transitamos por la capital del país es de jugarse hasta la vida cada que se sale a trabajar, asaltos en el transporte público, robos en los cajeros, narcomenudeo por todas partes, secuestros en sus diferentes modalidades, extorsión desde los reclusorios, atentados y hasta desapariciones son los males que nos aquejan diario.

Obviamente el discurso de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, es una calca del que sale de Palacio Nacional por parte de López Obrador, estamos avanzando, vamos bien, tenemos rumbo, han disminuido los delitos, nos levantamos muy temprano para las reuniones de seguridad, pero lo dicen desde la frivolidad de sus escritorios, la percepción de los que caminamos la ciudad, sus barrios, sus pueblos, unidades habitacionales, y espacios residenciales, es completamente diferente.

Ya no se puede negar la realidad de la operación de grupos bien organizados, de los cárteles de la droga, como lo hizo Miguel Ángel Mancera en todo el sexenio pasado, y los ciudadanos quedamos en el fuego cruzado. Eso que sentíamos muy lejano hoy nos pega en la nariz, las disputas por las plazas se dan en el Centro Histórico de la Ciudad de México, a unos metros de donde despacha Claudia Sheinbaum y López Obrador.

Por eso el atentado de las Lomas de Chapultepec en contra de Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana, fue un reto para el Gobierno Federal y el de la Ciudad de México, sobre todo que las amenazas continúan para este funcionario y otros de primer nivel, así que el problema es mayúsculo.

Por si fuera poco, en la alcaldía de Azcapotzalco, se investiga la misteriosa desaparición de los jóvenes Karla Elena Ramírez y Christopher Aguilar, quienes desaparecieron tras asistir a una fiesta clandestina en un bar llamado El Barquito. En el lugar se desató una balacera y nada se volvió a saber de los menores. Eso evidentemente desata una cascada de preguntas para las autoridades, comenzando por Vidal Llerenas, quien es el alcalde y siempre está desconectado de los temas importantes y por supuesto para el gobierno central.

El que operen este tipo de establecimientos, por más clandestinos que se les quiera llamar, los vecinos reportan que las patrullas acuden por su moche. ¿No que se terminó la corrupción? ¿A qué se dedica el alcalde Vidal Llerenas?

A todo esto, hay que sumar el recrudecimiento de la violencia entre los cárteles de la droga, se reportan por lo menos 60 muertes en 6 meses. Pero esto no les gusta a los de la 4T que se mencione.

Así las cosas, en la Ciudad de México y ninguna renuncia por parte de la autoridad ante la incapacidad.  

Pero mejor ahí la dejamos…   

Entre Palabras

¿México Libre sin registro? ¿Incumplieron? ¿Hicieron trampa? O ¿Fue mandato de López?

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here