El boxeador mexicano Moisés Fuentes tuvo que ser operado de emergencia por un coágulo en el cerebro, que le provocó una fuerte hinchazón, tras el brutal nocaut propinado por ante David Cuéllar en la pelea del sábado pasado en Cancún, Quintana Roo.

El excampeón mundial minimosca de la Organización Mundial de Boxeo tenía tres años sin pisar los cuadriláteros, cuando el sábado fue noqueado en el sexto round por Cuéllar con un fulminante golpe de izquierda en pleno rostro y que lo dejó en la lona.

Tras la pelea, el boxeador de 36 años de edad tuvo que ser trasladado a un hospital de Cancún, en donde se le practicó el procedimiento médico de coma inducido y la intervención quirúrgica. Su estado de salud es reportado como delicado por los médicos.

“Su cirugía salió bien, creemos que podríamos tener más información en un par de días”, afirmó el promotor Oswaldo Kuchlem a la cadena ESPN.

Las próximas 72 horas son muy críticas para ver cómo se recupera de la hinchazón en el cerebro. En este momento está estable. No hay nada que hacer más que esperar y ver cómo sale de esto”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here