Las mujeres embarazadas dependen más de una segunda dosis de la vacuna contra COVID-19 para alcanzar la inmunidad total, según un estudio publicado en la revista “Science Translational Medicine“.

Este y otro trabajo, que aparece en la misma publicación, constatan que la gestación puede afectar tanto a la forma en que el sistema inmunológico responde a las infecciones por COVID-19 como a las vacunas de ARN mensajero actualmente aprobadas.

El primer estudio demuestra que las mujeres embarazadas dependen más de una segunda dosis de la vacuna para alcanzar la inmunidad total de la misma, mientras que el segundo apunta a que las mujeres infectadas que están embarazadas de fetos masculinos tienen menos anticuerpos que combaten el virus y cambios en la inmunidad de la placenta.

Los resultados de ambas investigaciones ayudan a entender cómo afecta el embarazo a la inmunidad frente al SARS-CoV-2, un tema importante pero poco estudiado, según resume la revista, que señala que podrían servir para informar sobre futuras estrategias de vacunación para las madres embarazadas.

A lo largo de la pandemia, pocos estudios y ensayos de vacunas han incluido grupos de mujeres lactantes y embarazadas, que son vulnerables a la gravedad de COVID-19.