La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a postergar los servicios dentales no esenciales.

La OMS indicó que la atención como chequeos, limpiezas dentales y atención preventiva, se deberá retrasar hasta que haya una reducción suficiente en las tasas de transmisión de COVID-19 en el mundo. 

Benoit Varenne, especialista en cuidado dental de la OMS, aseveró que estos servicios se perciben como de alto riesgo, debido a que en muchas intervenciones o tratamientos el paciente expulsa saliva.

La OMS señaló que algunos de los equipos podrían “aerosolizar” fluidos con partículas del COVID-19 como los chorros de agua que se utilizan para la limpieza dental, el equipo ultrasónico de limpieza y el que se utiliza para pulir las dentaduras.

Los servicios dentales están reabriendo paulatinamente, pero la nueva normalidad “requieren una adaptación que necesitará tiempo e inversión” y ello en buena medida dependerá del apoyo que les dé el gobierno.