Una nueva investigación ha examinado hallazgos previos en el campo de la neuroinmunología que sugieren posibles estrategias de tratamiento para pacientes que sufren síntomas a largo plazo de Covid-19, según publican en la revista ‘Oxford Open Immunology’.

Aunque inicialmente se creía que el Covid-19 era una enfermedad a corto plazo, que duraba entre una y tres semanas, está claro que una cantidad sustancial de pacientes experimentarán síntomas más allá de eso, y algunos pacientes sufrirán problemas de salud durante más de 12 semanas.

De hecho, para los pacientes que fueron inicialmente hospitalizados, más del 80% informó al menos un síntoma que persistió más allá del primer mes.

Los síntomas del Covid prolongado pueden variar ampliamente, como tos, fiebre baja, fatiga, dolor de pecho, dificultad para respirar, dolores de cabeza, dificultades cognitivas, dolor y debilidad muscular, malestar gastrointestinal, erupciones cutáneas, trastornos metabólicos, depresión y otras afecciones de salud mental.