Los océanos podrían perder en los próximos años su papel de pulmón del mundo para convertirse en enemigos del medioambiente ya que el exceso de dióxido de carbono en su interior podría contribuir al calentamiento global, según un informe de la UNESCO.

El objetivo de este reporte, llevado a cabo por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO y titulado “Investigación integrada sobre el carbono oceánico”, ha sido analizar la acumulación de CO2 en los sumideros oceánicos.

El estudio muestra que por el momento la acumulación de este agente contaminante en el fondo marino ha permitido retener el índice de CO2 atmosférico en la cifra de 410 ppm (partes por millón de dióxido de carbono), en lugar de las 600 ppm que se calcula que habría en el mundo sin la contribución de los océanos.

Sin embargo, existe el riesgo de que se invierta esta situación, avisa el COI en su informe.

“En lugar de absorber el carbono, los océanos contribuirían al calentamiento causado por el efecto invernadero del CO2“, dice la previsión del organismo internacional para el escenario en que no se tomen medidas correctoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here