El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que no se hará la prueba tras el contagio de Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien este domingo resultó positivo a COVID-19 después de estar el viernes en un evento con el mandatario.

“No me hago la prueba porque no tengo los síntomas. Afortunadamente estoy bien y me cuido, se guardia la distancia, ahora fui a la gira, en los actos hay muy poca gente, solo medios”, justificó López Obrador en su rueda de prensa matutina.

El titular del IMSS confirmó su contagio la noche del domingo al sostener que “se mantiene vigilancia epidemiológica del caso y de sus contactos”.

Apenas el viernes, Robledo Aburto estuvo en la conferencia matutina en Tabasco con el presidente, el secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas.

Aun así, López Obrador argumentó que la prueba solo debe realizarse a personas con síntomas como tos seca, dolor de cabeza y fiebre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here