El técnico del América, Miguel Herrera, se molestó con sus jugadores al no respetar al jugador designado de cobrar los penales y sentenció que quien no respete su decisión, no tendrá cabida en la cancha.

En el empate de Pachuca ante el América, donde Roger Martínez falló el penal que pudo haber cambiado las cosas para el equipo; cuando el pateador oficial es Emmanuel Aguilera.

“Hay un pateador en la cancha que yo designe, pero de repente ellos en la cancha deciden, pero tienen que entender que se establecen reglas y el que las rompa se va de la cancha”, agregó.

El “Piojo” explicó que fallar el penal no le causa molestia, pero no respetar decisiones que son de la banca sí lo enfurece; “fallar no me molesta nada, pero lo que sí es no respetar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here