El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que no habrá impunidad en el caso de Genaro García Luna, exsecretario de la entonces Secretaría de Seguridad Pública, así como a funcionarios allegados en su gestión.

En su rueda de prensa matutina, el mandatario se refirió a dos “casos emblemáticos” que están en investigación: el de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), y el de Genaro García Luna, secretario de Seguridad.

“En este caso del señor Garcia Luna, aparte de lo que se está haciendo en Estados Unidos, también en México hay expedientes abiertos y lo mismo del señor (Luis) Cárdenas Palomino y del señor (Ramón) Pequeño, los dos”, apuntó.

“No va a haber impunidad, se va a castigar a los responsables”, agregó el mandatario.

Señaló que el actual secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, tiene la instrucción desde hace meses que en el Gobierno no trabajen personas que se hayan desempeñado durante el tiempo en que García Luna fue secretario de Seguridad Pública.