• «Estamos esperando», señala Eduardo Canales Aguiar
  • Hay elementos para cancelar toma de nota a dirigencia
  • El STFRM tiene 12 mil trabajadores afiliados en el país

Juan García Heredia

Hasta el momento el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha cumplido su promesa de campaña de impulsar la democratización del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), afirmó Eduardo Canales Aguiar, integrante del Comité Ejecutivo Nacional de este organismo.

No obstante, durante una entrevista efectuada en la Ciudad de México, el también presidente del Consejo Directivo del Frente Ferrocarrilero de Reconstrucción Sindical (FERRO), externó su confianza de que el jefe del Ejecutivo federal cumpla antes de que termine su gobierno.

Hablando de las promesas de López Obrador cuando era candidato a la Presidencia de México, Canales Aguiar comentó que en sus recorridos por el país los ferrocarrileros lo encontraron en varios lugares, y él se comprometió a democratizar dicho sindicato. «Estamos esperando», subrayó.

Actualmente, el Secretario Nacional del STFRM es Víctor Flores, cuyo periodo en el cargo concluye hasta 2024; sin embargo, Eduardo Canales asegura que en el Sindicato Ferrocarrilero no existe la democracia.

Explicó que desde la privatización de los Ferrocarriles Nacionales de México, en el sexenio zedillista, Víctor Flores llegó a la dirección nacional de esta agrupación y a la fecha nadie puede competir con él para la candidatura a la Secretaría Nacional.

«En las últimas cuatro elecciones ha sido candidato único porque nadie puede participar. El requisito para hacerse candidato a Secretario Nacional es ser integrante del Comité Ejecutivo Nacional, nadie más. Consecuentemente, nada más 12 personas pueden aspirar a llegar a la dirección del sindicato, pero como él los tiene controlados a todos, pues siempre fue el candidato único», subrayó al destacar que el STFRM tiene alrededor de 12 mil trabajadores.

De acuerdo con Canales Aguiar, en estos momentos el gobierno federal podría ayudar a la democratización del sindicato mediante -por ejemplo- agilizar una demanda laboral interpuesta desde 2018 por una persona a la que no se le permitió registrarse para participar como candidato en la elección del STFRM en este año, lo cual amerita la cancelación de la toma de nota a la dirigencia en turno y, consecuentemente, se convocaría a nuevas elecciones con «piso parejo» para los contendientes.

Al preguntársele si cree que el presidente López Obrador cumpla su promesa antes de terminar su gobierno, Eduardo Canales contestó: «Debo de creer. No quiero quedarme con la duda».

Dijo que tiene mucha confianza en el mandatario; sin embargo, aclaró: «No ha cumplido su promesa de campaña. Le pido que la cumpla».