La plataforma Netflix se desplomó 36 por ciento en la apertura de Wall Street tras anunciar unos resultados trimestrales peores de lo esperado, con un recorte de su base de suscriptores y unos beneficios estancados.

Media hora después de que comenzaran las operaciones en la bolsa, las acciones de Netflix, que cotizan en el índice Nasdaq junto a las grandes tecnológicas, se dejaban un 35.93 por ciento de su valor, recortando unos 125.26 dólares hasta situarse en 223.35 dólares por título.

Netflix perdió 200 mil abonados entre enero y marzo de 2022, su primer recorte en más de una década y una cifra en fuerte contraste con sus expectativas de sumar 2.5 millones, que sus ejecutivos achacaron al incremento de la competencia entre empresas de streaming.

La plataforma reportó unos beneficios ligeramente inferiores a los del primer trimestre del año anterior, de mil 597 millones de dólares, y apuntó a factores como la inflación, los efectos económicos de la guerra de Ucrania y la paralización de rodajes por el coronavirus.

La empresa, que cuenta con 221.64 millones de abonados a su servicio en todo el mundo, anticipó que en el siguiente trimestre perderá otros 2 millones de suscriptores y dijo que estudia ofrecer un modelo de suscripción con anuncios por un precio más bajo, algo a lo que se ha resistido.