En el marco del Día Mundial de la Seguridad y la Salud, el misoprostol, un fármaco que se utiliza para la interrupción del embarazo, se ha convertido en uno de los activos que forman parte de la “lista de modelos de medicamentos esenciales” de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El medicamento ha mostrado ser efectivo hasta en los entornos de más bajos recursos en un 98%. La OMS explica que esta inducción o muerte fetal puede realizarse mediante métodos quirúrgicos y farmacológicos, uno de los más demandados es la administración de misoprostol.

Misoprostol es un medicamento que prevé y trata la aparición de ulceras gástricas. Por sus activos como mediador celular, este fármaco tiene la capacidad de actuar sobre el sistema reproductor, por lo que también es utilizado para inducir el trabajo de parto, e interrumpir el desarrollo fetal durante el embarazo.

Este fármaco fue diseñado para actuar de la misma manera que la prostaglandina, un conjunto de sustancias lípidas que malean el comportamiento de distintos órganos del cuerpo.

Las vías de administración del misoprostol más frecuentes son oral, bucal y sublingual. La primera de ellas debe tomarse de manera de inmediata, mientras que, en los últimos dos casos, se mantiene entre las encías y debajo de la lengua, respectivamente, por media hora antes de ingerirse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here