José Cruz Delgado

Morelia, Mich.- La Comisión de Justicia aprobó el dictamen para reformar el artículo 180 del Código Penal a efecto de establecer un agravante al delito de discriminación y una pena de hasta 6 años a las personas que agredan al personal médico y auxiliar que labora durante la emergencia sanitaria.

En este sentido, los diputados integrantes de la Comisión establecieron que las agresiones contra personal sanitario que combate esta enfermedad, un fenómeno que considera a los médicos, cirujanos, paramédicos, enfermeros, camilleros y a todos los demás trabajadores de hospitales, centros de salud y clínicas, como un riesgo potencial o una amenaza, en lugar de ser vistos como medios o conductos de solución al problema.

Advirtieron que detrás de los ataques está el miedo, la ansiedad y el exceso o sobreexposición a información falsa o no certera, compartida a través de redes sociales y páginas de internet, que infunden pensamientos irracionales, que no tienen sustento o motivo, pero que orillan a las personas a actuar por impulso contra lo que para ellos representa u origina el pánico.

La propuesta presentada por los legisladores fue la de reformar la legislación penal para castigar a los agresores, por lo que los integrantes de la Comisión aprobaron el dictamen para dar inicio a un proceso de re dignificación y respeto a la función que desempeñan los profesionales de la salud.

El dictamen destaca que los gobiernos deben aplicar una nueva política de “cero tolerancias” ante estas situaciones.