A nombre del Gobierno de México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se pronunció por una solución integral y definitiva al conflicto en Medio Oriente.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el canciller pidió atender las legítimas preocupaciones de seguridad de Israel y permitir la consolidación de un estado palestino política y económicamente viable.

La responsabilidad de retomar el proceso de paz recae en el compromiso de Israel y Palestina. La comunidad internacional debe impulsar, facilitar y apoyar este proceso a fin de garantizar una paz justa y sostenible en la región.”

En cuanto a México, dijo el canciller, apoya una solución negociable mediante una revitalización del cuarteto o mediante la convocatoria a una conferencia internacional bajo auspicio de las Naciones Unidas.