El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, argumentó este sábado que el gobierno no puede dedicarse “solo a la pandemia“, por lo que defendió una respuesta “equilibrada” entre la salud y la economía.

Se tiene que equilibrar la acción en lo sanitario, es decir, el enfrentar la pandemia como se ha venido haciendo y también reactivar nuestra economía, no podemos solo dedicarnos a atender la pandemia, a cerrar la actividad económica por completo en el país porque sería muy grave”, comentó.

Las declaraciones de López Obrador, en un evento público en Halachó, Yucatán, ocurren cuando México superó los 1.3 millones de casos y las 117 mil muertes por COVID-19, en lo que la Secretaría de Salud considera el “segundo pico” del brote en el país.

También surgen el día en el que la zona metropolitana de la capital del país, conformada por Ciudad de México y el Estado de México, inician con un cierre de las actividades económicas no esenciales que durará hasta el 10 de enero por la saturación hospitalaria, cercana al 80 por ciento.

Ha sido terrible enfrentar esta pandemia, pero vamos saliendo, ahora se tuvo que decidir por los médicos, declarar en semáforo rojo la Ciudad de México, por el número de contagios y para evitar que nos rebasara la pandemia”, reconoció el presidente.