El Gobierno de México encabezó ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un debate sobre el tráfico ilegal de armas.

El canciller Marcelo Ebrard fue titular del debate abierto “El impacto del desvío y tráfico de armas para la paz y la seguridad” en las instalaciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

«El objetivo de México durante la referida sesión será llamar a los países miembros, permanentes y no permanentes, a fortalecer la cooperación y la acción conjunta para prevenir y contrarrestar las prácticas ilegales en el mercado de armas pequeñas y ligeras”, indicó la SRE en un comunicado.

Durante el debate, el canciller Ebrard destacó que el tráfico de armas pequeñas y ligeras es una amenaza a la paz y la seguridad internacionales que afecta gravemente y en múltiples dimensiones a la sociedad civil.

Reprochó que pese al interés de la comunidad internacional los esfuerzos son aún insuficientes, por lo que urgió a que los gobiernos y el sector privado trabajen de manera conjunta.