La dirección del Metro dejó de ejercer el año pasado casi 4 mil millones de pesos del presupuesto del Sistema de Transporte Colectivo, sobre todo en los rubros de adquisición de materiales, refacciones y accesorios.

De un presupuesto de 15.6 mil millones de pesos, que después se ajustó a 15.2 mil millones, el Metro sólo gastó 11.3 mil millones y dejó un subejercicio de 3.8 mil millones de pesos.

De acuerdo con un informe preliminar sobre la situación presupuestal del STC Metro entregado a diputados del Congreso de la Ciudad de México, el rubro donde quedaron mayores montos sin gastar al cierre de 2020 es el de la compra de refacciones y accesorios menores de equipo de transporte donde el subejercicio alcanzó 696 millones de pesos.

También se quedaron sin erogar 607 millones de pesos en el capítulo de la ejecución de proyectos productivos del capítulo 6000 de gasto, solo esos dos rubros son la tercera parte de los 3.8 mil millones sin gastar en el Metro.

En el capítulo 3000 del pago de servicios, no se gastaron 283 millones de pesos por la instalación, reparación y mantenimiento de maquinaria y la administración del Metro únicamente ocupó 226 millones.