El Metro de Santiago de Chile cerró sus puertas este viernes, dejando a tres millones de pasajeros sin servicio, esto luego de que un gran grupo de manifestantes rechazan el aumento de tarifa a este medio de transporte.

La última subida del precio de los tiquetes del Metro de Santiago de Chile desencadenó esta semana una ola de protestas en varias estaciones del suburbano, con centenares de jóvenes que se cuelan sin pagar, causan destrozos y se enfrentan a la Policía.

Por quinto día consecutivo, este viernes se registraron incidentes en una quincena de estaciones del metro de la capital chilena, donde la presencia policial se ha incrementado con el paso de los días ante la intensidad de las protestas.

La situación más tensa se vivió en la estación Los Héroes, en pleno centro de la ciudad, donde un grupo de jóvenes se enfrentó a agentes antidisturbios de Carabineros en la zona donde están las máquinas para validar los tiquetes y acceder a los andenes.

Los protagonistas de las protestas son principalmente estudiantes de secundaria y universitarios, aunque otras personas se han sumado al llamado a evadir el pago del pasaje, que vale 830 pesos (unos 1.2 dólares) en hora punta.

La mayoría de las movilizaciones de rechazo al alza de los tiquetes han consistido en evasiones masivas y en levantar las mamparas de cobro para que los pasajeros ingresen a los andenes sin pagar.

En algunos casos, sin embargo, se registraron actos de vandalismo y los jóvenes rompieron las puertas de acceso a las estaciones, vidrios y otros elementos.

La Policía, por su parte, ha actuado con contundencia para detener a los manifestantes y ha empleado gases lacrimógenos dentro de las estaciones e incluso en algunos vagones del metro.

El Gobierno chileno ha condenado con dureza los incidentes y ha prometido mano dura con los responsables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here