Héctor Méndez

No cabe duda que el presidente Andrés Manuel López Obrador no se equivocó al nombrar como fiscal de la Fiscalía General de la República al destacado maestro de maestros en esta materia al abogado Alejandro Gertz Manero, quien ha cumplido destacadamente la tarea al convertir a la FGR en una institución honesta cumplidora y sobre todo terminar de tajo con la corrupción que existía en todas las áreas tanto ministerios públicos como coordinadores estatales.

Quienes se enriquecieron ilícitamente ahora se trabaja bajo control del mismo fiscal general que ha sometido a los malos servidores públicos a trabajar honradamente, hacer de esta institución digna y honrada como lo ha querido el propio presidente de la República.

No queremos decir que ya no hay corrupción porque si la hay, pero no tanto como antes en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto donde hasta los policías de menos rangos hacían sus dineritos ahora no se puede hacer esto ya que Gertz Manero consigna a todo elemento que siga corrompiendo.

Pasando a otra cosa buena actitud ha tenido el presidente Lopez Obrador al acudir a los estados como son Zacatecas y Guanajuato donde la delincuencia organizada está muy desatada pues en dos días se han cometido muchos homicidios por la delincuencia organizada ahora con las instrucciones del presidente Obrador estos estados tendrán mayor vigilancia y contarán con la Guardia Nacional, así como de elementos de la Marina la consigna es terminar con la delincuencia organizada.

Sobre todo con la ola de crímenes que a diario se dan en estos estados asimismo dotarlos de recursos económicos… y siguiendo la noticia Claudia Sheinbaum jefa de gobierno de la Ciudad de México fue muy clara al declarar que su gobierno no solapará a ningún funcionario de su gobierno el que tenga problemas por no entregar buenas cuentas de sus presupuestos que le otorga su gobierno estos tendrán que entregar buenas cuentas y si no lo hacen serán consignados en su gobierno.