• Valiente decisión la de Silvano

José Cruz Delgado

Sin duda que la medida adoptada por el gobernador perredista de Michoacán Silvano Aureoles Conejo de poner en marcha a partir de ayer lunes el periodo de aislamiento obligatorio, ha levantado polémica, sí, es una medida dura, pero necesaria ante la gravedad de la pandemia del COVID-19, pues a decir verdad, mucha gente hacía caso omiso a las recomendaciones.

Lo más importante de esta decisión, y le pese a quien le pese, es que está tratando de salvar vidas y tampoco significa estado de excepción, fueron sus palabras al tomar esa valiente decisión, a sabiendas que los inconformes de siempre, los morenistas se le iban a ir a la yugular, pero afortunadamente tiene el respaldo de las y los michoacanos.

Efectivamente, como gobernador, está asumiendo la responsabilidad que le corresponde para cuidar a las familias en estos momentos complicados; “tengan la confianza de que no dudaré en tomar las decisiones necesarias para proteger la vida de nuestra gente», dijo en un mensaje dirigido a la sociedad.

“Esta medida se toma porque, en la capital y otros municipios del estado se mantienen actividades en general que implican la concentración de muchas personas, como fiestas, jaripeos y celebraciones de todo tipo, que además de ser un riesgo para las personas que asisten a estos eventos, pone en grave peligro a las más vulnerables, a nuestras familias, a nuestros seres queridos, empezando por nuestros adultos mayores, quienes tienen semanas adentro de sus casas, respetando la cuarentena”, explicó el mandatario estatal.

Así pues, con el periodo de aislamiento obligatorio, solamente se permitirá la movilidad de personas que realizan cualquiera de las actividades esenciales establecidas en las leyes federales durante una emergencia sanitaria y las que, por situación médica, laboral o de causa de fuerza mayor se justifique. 
En esta disposición, por ejemplo, tienen actividad justificada quienes: 

*Tengan que salir para adquirir alimentos, productos farmacéuticos o de primera necesidad. 

*Necesiten ir a hospitales o establecimientos sanitarios.

 * Deban trasladarse para asistir o cuidar a adultos mayores, menores, dependientes o personas con discapacidad.

* Se desplacen a su lugar de trabajo, sólo en el caso de actividades declaradas como esenciales. Esto cuenta también para las personas que acudan bancos o instituciones de seguros o quienes deban de salir por casos de fuerza mayor, plenamente justificado.

Silvano se dijo confiado en que esta medida ayudará a salvar muchas vidas, ya que, frente a la propagación de la pandemia en México, Michoacán –dijo- ha hecho bien en tomar decisiones, incluso antes de registrar el primer contagio

Pero bueno, como comenté en la entrega de ayer, ya tenía alguna estrategia para esta contingencia, y pues resulta que puso en marcha el Plan Alimentario, en apoyo a todas las familias, principalmente en condiciones de vulnerabilidad

Este plan de acción va dirigido a quienes salen a trabajar para ganarse el alimento diario y llevarlo a sus familias, quienes hayan perdido su empleo o padecen alguna enfermedad crónica, así como adultos mayores, madres solteras y personas con discapacidad, entre otros, porque  
pedirles el aislamiento sin nuestro apoyo, no sería sólo una irresponsabilidad, también estaríamos dejando a su suerte a los más desprotegidos», apuntó el gobernador.

De esta manera, el Gobierno de Michoacán entregará apoyos alimentarios dignos y suficientes a quienes lo necesiten, y se hará directamente a domicilio por las instituciones de seguridad en el Estado, bajo el mando de la Policía Michoacán.

 «Lo digo muy claramente: no habrá intermediarios políticos ni sociales, vinculados a la entrega de estos apoyos. Las familias recibirán, directamente y en sus domicilios, los apoyos alimentarios; llegaremos hasta sus hogares», sostuvo.

Las personas que se beneficiarán con estos apoyos son:

UNO. Los enfermos de COVID-19, diagnosticados por la autoridad estatal en salud. 

DOS. Los grupos vulnerables, integrados por los adultos mayores en desamparo, las mujeres embarazadas y lactantes, las personas con discapacidad y las personas con enfermedades crónico-degenerativas, como hipertensión arterial, pulmonar, diabetes, obesidad, cáncer, insuficiencia renal, hepática o metabólica, o afecciones respiratorias. 

TRES. Personas que por su condición laboral hayan perdido sus ingresos; como meseros, choferes sin concesión propia, cocineras, jardineros, lavadores de autos, zapateros, músicos, entre otros.

Mire usted, esta decisión no puede ser cuestionada, pues otros estados también la tomaron, reitero, es dura pero necesaria, lo más importante es salvar vidas y evitar la propagación del virus, y claro, van a salir los detractores, sobre todos los políticos aves de paso como los de morena, aquellos oportunistas que nomás andan buscando de dónde sacar raja política para beneficio propio.